seguro para empresa. Guía útil para contratarlo

  • 0
Seguro para empresa
640 361 Fátima Pereda

Contratar un seguro para empresa puede parecer a priori una tarea sencilla, sin embargo es más habitual de lo que imaginas ver seguros para comercio o seguros para pyme que no se ajustan a la realidad del riesgo que se pretendía proteger y esto como mínimo derivará en frustración, enfado y consecuentemente en perjuicios económicos para el asegurado.

Un seguro para un comercio o pyme, solo debe de cumplir un requisito y es que los datos que se han utilizado para hacer el presupuesto sean reales y que estos se hayan ido actualizando en el tiempo. Parece una obviedad pero en mi día a día me encuentro seguros donde el capital de continente no se ajusta a los metros cuadrados que tiene el local, capitales de mercancías aseguradas muy por debajo de las que la empresa tiene en stock  o datos de facturación completamente desfasados y que están directamente vinculados a la cobertura de responsabilidad civil.

seguro para empresa Coberturas y precio de seguro para empresa

No hay ninguna duda de que el precio del seguro deberá de ser competitivo y estar ajustado, pero este solo deberá ser un factor más para la toma de decisiones. Los otros factores que deberían estar presentes en la balanza, serían las coberturas y capitales a asegurar. Cuando solamente valoras el precio en la toma de decisión y no le concedes la importancia debida a los capitales y garantías, el resultado será predecible porque cuando se produzca un siniestro muy posiblemente la aseguradora determine que hay un infraseguro. Es decir que lo asegurado está por debajo de la realidad.

Hay dos conceptos importantes dentro del mundo asegurador  que conviene conocer y que por supuesto se aplican en un seguro para comercio o seguro para pyme.  Me refiero a la regla proporcional y la regla de equidad. Son conceptos que si no se conoce previamente la aseguradora se encargará en algún momento de explicártelos.

seguro para comercio Regla proporcional y de equidad en un seguro para empresa

Un infraseguro es tener contratado un capital por debajo del valor real del bien que se pretende proteger. Por ejemplo mi vivienda cuesta reconstruirla (no cuento el valor del suelo) 120.000€ y he asegurado 100.000€

A priori podrías pensar que si hubiera una rotura de tubería cuya valoración del siniestro fuera 10.000€ lo tendrías cubierto ya que está por debajo de los 100.000€ asegurados, sin embargo no es así. En este supuesto la aseguradora aplicaría lo siguiente (regla proporcional)

Indemnización al cliente= (Daños producidos x Capital asegurado)/Valor real del bien asegurado

Indemnización= (10.000€ (daño producido) x 100.000€ (capital asegurado))/120.000€ (Valor real del bien asegurado)

Indemnización = 8.333,3€ y no 10.000€

El otro concepto relevante a conocer es el de regla de equidad y es la reducción proporcional de la prestación o indemnización que aplicará la compañía aseguradora  en caso de siniestro, por la diferencia entre la prima pagada y la que se debió pagar .

Te pongo un ejemplo.

He asegurado una nave industrial que está lindando con una empresa que se dedica al almacenaje de pinturas, pero no he informado a mi aseguradora.

El precio que he pagado por el seguro es de 850€

Si esta nave se hubiera quemado y el coste del siniestro fuera 55.000€ la aseguradora al enviar al perito probablemente se hubiera dado cuenta de la existencia de riesgo agravado al colindar con una empresa de pinturas y aplicaría la siguiente regla de equidad en el seguro de pyme.

Indemnización= Importe del siniestro x (prima cobrada/prima correcta si hubiera conocido el agravamiento del riesgo)

Indemnización= 55.000€ x (850€/ 1.500€)

Indemnización=31.166€

seguro para pyme Un seguro de empresa es un seguro multiriesgo

Un seguro para empresa es un producto completo, compuesto por múltiples garantías. De hecho se le llama seguro multiriesgo para pyme o comercio, ya que en una sola póliza se pueden cubrir garantías como el incendio, la explosión, los daños por agua, daños por fenómenos meteorológicos, responsabilidad civil,….

Otro aspecto relevante es definir bien tu actividad a la aseguradora ya que en muchas ocasiones la actividad asegurada no se ajusta a la realidad y esto es problemático en el momento en que se produce un siniestro. Ten en cuenta que en función de tu actividad es posible que haya riesgos inherentes relacionados con el trabajo que desempeñas. Por ejemplo en este post hablo expresamente de seguros para farmacias.

Un seguro para empresa es un producto complejo y  mi recomendación es que lo contrates a través de un corredor/a de seguros porque te podremos asesorar. Además trabajamos con las principales aseguradoras del mercado lo que te garantiza tener un precio competitivo, sin que al estar mediado esto suponga ni un € de incremento en el precio. Al contrario posiblemente podamos conseguirte precios mejorados.

Además en una correduría de seguros podemos gestionarte los siniestros que tengas y defender tus intereses ante la aseguradora si fuera necesario, sin que ste servicio suponga un coste añadido para ti. ¿Qué más se puede pedir?

Un seguro no es un mal menor sino la herramienta más sencilla que tienes a tu disposición para proteger tu patrimonio económico y el de tu empresa.

Si quieres que te asesore personalmente ponte en contacto conmigo aquí, me encantará poder ayudarte. O si prefieres llamarme directamente (688 950 450)

Si tienes cualquier duda puedes también dejarme un comentario. Estaré encantada de contestarte

 

Fátima Pereda

Directora comercial at Broker Directo
Mediadora Superior de seguros y Asesora Financiera EFPA.
Especialista en asesoramiento asegurador para empresas, autónomos y particulares.
Fátima Pereda
5/5 (2)

Puntúa este contenido

  • 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.